Construcción de dos charcas en el Centro de Interpretación de la FVSM, en Campanet

Construcción de dos charcas en el Centro de Interpretación de la FVSM, en Campanet

Construcción de dos charcas en el Centro de Interpretación de la FVSM, en Campanet

La FVSM está abriendo camino a nuevas actividades educativas sobre el medio ambiente y su conservación. Después del proyecto de las abejas y del jardín educativo para ellas, este año se inició la construcción de dos charcas con la intención de dar valor a los ecosistemas acuáticos.

Por un lado, se construyó una charca temporal para el sapo balear (Bufo balearicus), un anfibio introducido por el hombre a las Islas Baleares en época prehistórica, desde Córcega o Cerdeña, dónde vive la misma especie. Las Islas Baleares suponen el límite occidental de su distribución, ya que no se encuentra en la península ibérica. Necesita ambientes acuáticos para reproducirse, aunque fuera de la época de cría no es dependiente de éstos. La pérdida y degradación generalizada de los hábitats óptimos para su reproducción, charcas temporales que se llenan con las lluvias, ha provocado que la población de sapo balear se encuentre en regresión y en Ibiza, incluso, ha sido catalogada como especie en “peligro de extinción”.

Por otro lado, se ha construido una charca permanente que pretende crear el hábitat óptimo para la reproducción y supervivencia del espinoso Gasterosteus aculeatus. Se trata de un pez de agua dulce, el único autóctono en Mallorca, cuya área de distribución se encuentra, a día de hoy, entre el Parque Natural de s’Abufera de Mallorca y el terreno perimetral alrededor de éste, conocido como “sa Marjal”. La preservación del espinoso es de elevado interés conservacionista ya que la subespecie de Mallorca presenta una genética diferente a la de sus hermanos del continente y, además, solo queda una única población salvaje. Técnicamente, la especie en Mallorca está considerada como “en peligro”.

Además de la contribución a la conservación de estas dos especies, las charcas se usarán como herramienta educativa para tratar las zonas húmedas como hábitat de una gran variedad de especies de flora y fauna.

Desde la FVSM, aprovechamos para dar las gracias a tod@s l@s voluntari@s y expertos externos que nos ayudaron en la planificación y construcción de las charcas. La charca temporal se construyó en primavera y se espera que el sapo balear la colonice por sí mismo una vez se llene de agua con las lluvias primaverales. Por otro lado, la charca permanente para el espinoso la construimos durante los dos últimos meses (julio y agosto) y, gracias al apoyo del personal del Parque Natural de s’Albufera de Mallorca, la hemos colonizado con plantas locales del ambiente donde vive el espinoso. Destacan la espadaña o enea Thypha angustifolia, el carrizo Phragmites australis, el Ceratophyllum y el Myriophyllum. Además, hemos introducido Daphnia procedente de s’Albufera, un crustáceo pequeño que sirve de alimento para el espinoso, gracias a que el experto Xisco Riera nos los ha proporcionado. Todos estos elementos ayudarán para que se pueda establecer un ecosistema que sea favorable para el espinoso, que está previsto translocar en otoño, también procedente de s’Albufera.

Aquí se puede acceder a las fotos del proceso, desde su planificación y construcción hasta la llegada de plantas acuáticas en la nueva charca en Campanet.

admin

Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies