La cría del buitre negro en la Serra de Tramuntana, ante su momento más decisivo

La cría del buitre negro en la Serra de Tramuntana, ante su momento más decisivo

La cría del buitre negro en la Serra de Tramuntana, ante su momento más decisivo

La época de reproducción del buitre negro se adentra en un período decisivo y determinante, el momento en que ya se ha producido la eclosión del huevo y en el cual las crías necesitan de mayor atención por parte de sus progenitores. Durante los primeros 45 días de vida, los pollos todavía no termorregulan, hecho por el cual los cuidados y compañía de los adultos son imprescindibles pues proporcionan el calor o la sombra adecuados, dependiendo de cada momento del día. Ante ello, cualquier abandono temporal del nido por parte de los progenitores podría suponer el fracaso de la puesta que, recordemos, es única al año por pareja, prolongándose el proceso (desde el apareamiento hasta que el pollo abandona el nido) por espacio de nueve meses. Tras el período de incubación del huevo, de unos 54 días, se produce la eclosión (en mayo) y el pollo, cuyo peso oscila entre 150 y 200 gramos, requiere de un cuidado exclusivo por parte de sus progenitores, que se turnan en las tareas. El pollo crecerá y, en 120 días, adquirirá un peso de unos 8 kilos, similar o incluso mayor al de un adulto, cuando por fin volará del nido y, gracias al ejercicio, estabilizará su peso y desarrollará la musculatura.

El trabajo de los agentes de Medi Ambient del Govern de les Illes Balears, la colaboración de los voluntarios de la FVSM en las vigilancias de las zonas de nidificación y el conocimiento que la ciudadanía pueda tener de la importancia de no transitar por zonas de nidificación en la Serra de Tramuntana para evitar así molestias involuntarias, resultan fundamentales para que el proceso de crecimiento de las crías de buitre negro se desarrolle de manera natural y sin incidencias. De esta manera el buen trabajo colectivo que vienen desarrollando desde hace unos años instituciones, entidades y particulares seguirá viéndose recompensado por el aumento de los éxitos reproductivos de la colonia mallorquina de buitre negro, la última población insular de esta especie que existe en el mundo.

admin

Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies