Mejora de la gestión de cortafuegos con una docena de asnos de raza balear en Ariant

Mejora de la gestión de cortafuegos con una docena de asnos de raza balear en Ariant

Mejora de la gestión de cortafuegos con una docena de asnos de raza balear en Ariant

El peligro de incendio es una amenaza habitual para los bosques Baleares y parece que el cambio climático favorecerá este hecho, más si tenemos en cuenta que se espera un incremento de los periodos de sequía. Ante este escenario, en la finca de Ariant se están aplicando diversas medidas de adaptación al cambio climático con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la Fundación Biodiversidad. Una de estas medidas es la llegada de una docena de ejemplares de asno balear, que contribuye desde diciembre 2018 en la tarea de crear y mantener cortafuegos en Ariant. Más allá de la adaptación al cambio climático y la ampliación de pastos para las ovejas, pretendemos también contribuir a la protección de esta raza balear única.

Un rebaño de 200 ovejas ha sido hasta ahora el encargado de mantener zonas de cortafuegos en Ariant, aunque estos animales no llegan a comer toda la vegetación. Los asnos de raza balear, en cambio, se alimentan de plantas que las ovejas rechazan, como sería el caso del Carrizo Ampelodesmus mauritanica, tan abundante en la Serra y en Ariant. Al comerse el carrizo los asnos facilitan el crecimiento de brotes tiernos que sí pueden ser aprovechados por el ganado ovino y así habilitan los terrenos agrestes para el rebaño de oveja de la finca, que así tendrá más comida en el futuro. El grupo de asnos se va cambiando de zona con el fin de que haya una rotación a lo largo de las diversas áreas de cortafuego. A parte del carrizo y matorral que encuentran, se les da regularmente alimento adicional como balas de alfalfa para evitar que se asilvestren, y así facilitar su manejo.

La población del asno balear ha sufrido una importante disminución durante el siglo pasado, hasta la casi desaparición de esta raza. A finales de los años setenta el número de asnos con apariencia morfológica de la raza autóctona no llegaba a los cien ejemplares. Antiguamente se empleaba el asno balear en la producción de mulas, así como también era parte importante en la gestión forestal, limpiando zonas de vegetación poco accesibles. La disminución de su población se debió a la pérdida de valor de estas prácticas, lo que hizo bajar mucho su demanda. Actualmente el número de asnos de raza mallorquina es estable, con unos 300 ejemplares en las Baleares, la mayoría en Mallorca (80%). Se estima que el número va en aumento, dado su perfecta adaptación a las zonas de bosque y baja montaña y su valor a la hora de conservar y mantener el paisaje.

El asno balear es un animal rústico, noble, de temperamento sanguíneo y nervioso y de gran fortaleza física. Su aspecto es estirado y esbelto, de color negro-pasa. Durante el verano tienen el pelo corto de color más oscuro, mientras que en invierno son de color más marrón y el pelo es más largo. La cabeza del asno balear es larga y cuadrada con la boca de color blanco como también en torno a los ojos. En algunos ejemplares, el color blanco también se puede ver en el pecho, vientre y axilas. La crin es escasa y despeinada. Tiene una cola larga que al final forma un penacho piloso.

En definitiva, la llegada de los asnos a Ariant contribuye, por un lado, a revitalizar el valor de la raza balear en la gestión forestal; por otro lado, a aumentar los pastos para las ovejas de la finca y, finalmente, a sumar un granito de arena en la protección de esta raza autóctona perfectamente adaptada a su hábitat en las Baleares. Después de tres meses ya se aprecian los primeros resultados positivos en la limpieza del monte.

admin

Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies