"Un proyecto ambiental es un proyecto social". La Fundación Biodiversidad entrevista a Macu Férriz, técnica de la FVSM

"Un proyecto ambiental es un proyecto social". La Fundación Biodiversidad entrevista a Macu Férriz, técnica de la FVSM

“Un proyecto ambiental es un proyecto social”. La Fundación Biodiversidad entrevista a Macu Férriz, técnica de la FVSM

Durante la celebración de las VI Jornadas Estatales de Custodia del Territorio, la Fundación Biodiversidad entrevistó a Inmaculada Férriz Murillo "Macu", técnica de la Fundación Vida Silvestre Mediterránea (FVSM).

En ella, Macu habla de la creación de la FVSM, en 2002, y de sus objetivos: “contribuir a la conservación de hábitats y especies, a través de la custodia del territorio. La FVSM busca la recuperación de la biodiversidad y las tradiciones rurales mediante herramientas como la educación ambiental, el fomento del voluntariado, el ecoturismo responsable o la custodia del territorio. Estas actividades se llevan a cabo en dos localizaciones fundamentalmente: la Finca de Son Pons, donde se sitúa la sede de la Fundación, es una extensión boscosa de 18 ha de gran valor natural donde se desarrollan los programas de educación ambiental que tiene la entidad para escuelas, familias y grupos de turistas. Además, en 2012 la FSVM recibió en donación la propiedad de Ariant, una finca de unas 1000 ha ubicada en la Sierra de Tramuntana de Mallorca, un espacio natural declarado Patrimonio Paisajístico y Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Esta finca destaca por su biodiversidad con un gran número de endemismos botánicos, insectos y una de las zonas más importantes de cría del buitre negro de toda la Serra, a la cual se suma una colonia de halcón de Eleonora , la presencia de águilas pescadoras , etc. En 2015-2016 se ha llevado a cabo un proyecto en Ariant gracias el apoyo de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Macu se confiesa “seducida por el potencial de la custodia del territorio como implicador social”, ya que “es una herramienta que permite la participación social en la conservación de la naturaleza, desde los propietarios hasta los usuarios del territorio”, de forma que la conservación pasa a ser un objetivo de todos, no solo una preocupación de las entidades ecologistas. Quizás por este motivo, la FVSM utiliza la custodia del territorio como herramienta en varios proyectos, además de en Ariant.

Señala que “algunos propietarios de terrenos se han acercado a la FSVM preocupados por la gran afluencia de visitantes a la zona y el abandono general del entorno, en concreto en Valldemossa, uno de los lugares de la Serra con más afluencia de turismo de senderistas. Tras la firma de un acuerdo de custodia se iniciaron labores de recuperación, limpieza, señalización, limitación de los usos y sensibilización, entre otras. Con el paso del tiempo, la labor de la FVSM ha pasado a ser de asesoramiento y son los mismos propietarios los que lideran el proyecto y se encargan del desarrollo de las actividades de mantenimiento y conservación”.

La FVSM forma parte de la Red de Custodia del Territorio ICTIB, algo que a Inmaculada le parece “básico y fundamental” para las entidades de custodia ya que, según nos cuenta, les permite “dar mayor visibilidad a sus proyectos, sumar esfuerzos, pensar más allá de su ámbito de actuación, etc”.

Aquí se puede ver la entrevista completa: https://www.youtube.com/watch?v=W-sxbN4rh40&feature=youtu.be

admin

Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies